Spanish

 Podemos hacerlo mejor: construyendo resiliencia en los mercados de cifrado

El asalto del mes pasado a la economía global y el posterior colapso de Bitcoin (BTC), el peor en siete años, han sido objeto de mucha discusión, y los críticos cuestionan el potencial de la criptomoneda líder como un activo seguro.

También se ha escrito mucho sobre por qué Bitcoin se desplomó tan dramáticamente como lo hizo. En general, los analistas coinciden en que el pánico causado por la escalada de la crisis COVID-19 condujo a una estampida, ya que los inversores huyeron hacia el efectivo para defender posiciones apalancadas en otros mercados.

Sin embargo, las ineficiencias del mercado también estaban en juego.

Durante la conmoción, el principal intercambio de derivados BitMEX rompió récords en liquidaciones, y algunos usuarios informaron que no podían iniciar sesión en sus cuentas. Mientras tanto, el Fondo de Seguros de Deribit se redujo a la mitad, y durante un tiempo, el intercambio holandés incluso sufrió interrupciones.

Sin embargo, lo que me gustaría hacer en este artículo no es analizar lo que sucedió, sino abrir una discusión sobre cómo vamos a construir una mayor capacidad de recuperación en los mercados de cifrado y, en particular, el papel que pueden desempeñar los intercambios en impulsando ese crecimiento.

Para centrar la discusión, sugiero que pensemos en el trabajo crítico que debe hacerse en términos de educación, infraestructura de mercado y diversificación.

Educación

Quizás la naturaleza volátil de los productos básicos, como el petróleo, esté justificada. La dinámica en torno a la oferta y la demanda puede cambiar rápidamente según el entorno, la geopolítica, las operaciones, etc. Sin embargo, cuando se trata de criptografía, en lugar del activo en sí, la volatilidad es principalmente el resultado de una relativa falta de liquidez, así como la cultura que hemos desarrollado como comunidad comercial.

Involucrar a las criptomonedas se ha hecho indudablemente más emocionante por los dramáticos movimientos de precios, pero si queremos mantenernos firmes en medio de la agitación del mercado, necesitaremos ser mucho más firmes en nuestras convicciones sobre el valor y el futuro de las criptomonedas.

Si es cierto que la reciente recesión del mercado es principalmente la consecuencia de una centralización excesiva y jerarquías obsoletas que gobiernan nuestras economías, entonces seguramente una vez que ese sistema comience a mostrar grietas, Bitcoin debería ser el activo de referencia en línea con sus principios fundamentales.

El pánico extremo que se apoderó de todos los mercados no podría haberse evitado y, por supuesto, la accesibilidad de las criptomonedas también significa que los participantes en las criptomonedas difieren significativamente entre los medios, las intenciones, las estrategias, o la falta de ellas, y la experiencia. Sin embargo, creo que con el aumento de los esfuerzos educativos, especialmente por parte de los intercambios, podemos fortalecer la resolución de la comunidad comercial.

Es una buena señal ver que Bitcoin ahora se encuentra en proceso de recuperación, mientras que la economía global continúa cayendo. Esta es una oportunidad para que todos llamemos la atención sobre los beneficios de la criptografía e impulsemos la adopción.

Infraestructura de mercado

La creación de resiliencia también requiere más trabajo a nivel de infraestructura de mercado y diseño de productos.

La potencia y la velocidad de un intercambio dependen, en parte, del motor correspondiente que opera. Con Atom Asset Exchange, hemos optado por la adopción de un motor de combinación comprobado, Millennium Exchange, que también es utilizado por la Bolsa de Londres y otros mercados de primer nivel. Sin embargo, queda mucho por hacer.

Para evitar que se forme una acumulación y mantener el descubrimiento de precios exacto, cualquier intercambio que ofrezca futuros debe asegurarse de que su combinación, así como el motor de liquidación, esté listo para la batalla. Especialmente si esperamos que estos inversores institucionales se comprometan con el mercado, la calidad debe ser lo primero.

A nivel del diseño del producto, se necesita más innovación en torno a cómo se organizan los contratos perpetuos. En los últimos meses, más intercambios, incluidos OKEx, Delta, Bybit y otros, se han movido hacia la oferta de Tether (USDT), en lugar de contratos liquidados por BTC.

Tiene sentido usar una moneda más estable para los acuerdos para reducir la exposición no deseada y evitar liquidaciones innecesarias que pueden ocurrir cuando la moneda mantenida en el margen sufre fluctuaciones extremas de precios.

Además, se necesita más innovación para hacer que los mecanismos de financiación y los parámetros de liquidación sean más transparentes, o incluso para que los participantes puedan optar por no depender de los fondos de seguros de cambio y los acuerdos de liquidación asociados. Esto es especialmente relevante para los comerciantes sofisticados que pueden desear un mayor control sobre sus propias exposiciones al riesgo.

Diversificación

Por último, la resiliencia no se trata solo de por qué y cómo comerciamos, sino también de lo que comerciamos.

Hay una gran cantidad de criptomonedas disponibles en el mercado, pero la correlación entre ellas sigue siendo demasiado grande para cualquier forma sensata de diversificación de cartera.

Las monedas estables juegan un papel importante aquí; fueron puestos a prueba y se mantuvieron firmes, pero estos activos en su mayoría sirven para escapar de la volatilidad durante un período de tiempo y presentan pocas oportunidades de crecimiento en su propia consideración.

En cambio, sugiero que usemos este tiempo para reinvertir en el espacio criptográfico e impulsar un mayor desarrollo en torno a la creación de productos, índices y tokens de seguridad tokenizados. Si nos fijamos en los productos básicos por sí solos, aunque el oro puede no haber funcionado esta vez, otros productos, como los futuros de huevos y jugo de naranja, que se han disparado en las últimas semanas, habrían sido diversificadores efectivos.

Una economía de activos digitales más diversificada es clave para atraer y retener capital.

Conclusión

Todavía estamos en las etapas iniciales de lo que alguna vez será una economía global de activos digitales, en la que las criptomonedas se negocian libremente contra monedas fiduciarias, productos básicos, bienes raíces, acciones y otros activos tokenizados. Esta economía es accesible para el comercio minorista y de interés para los inversores institucionales cuya participación trabajará aún más para fortalecer el mercado.

Creo que nos encontramos en una coyuntura crítica: a medida que las economías y la sociedad se esfuerzan por adaptarse a los eventos recientes, también la comunidad criptográfica debe buscar formas de diversificar, innovar y madurar. Invertir ahora considerando nuestra infraestructura, productos y fundamentos generará beneficios en los años venideros.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados ​​aquí son solo del autor y no necesariamente reflejan o representan los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Michael Wong Tiene más de 18 años de experiencia en arquitectura de sistemas, plataformas financieras y tecnología blockchain. Es responsable de dar forma a la estrategia tecnológica, las asociaciones y la arquitectura de AAX, asegurando que esté construyendo soluciones innovadoras de nivel institucional. También ocupa puestos de asesoramiento y junta con ONG en las áreas de microfinanzas. Estudió informática en un programa especializado patrocinado por IBM en la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido.

About the author

Kim Diaz

Kim recently joined the team, and she writes for the Headline column of the website. She has done major in English, and a having a diploma in Journalism.

Add Comment

Click here to post a comment